MISIÓN

Ser un equipo humano altamente capacitado y comprometido con los valores de la organización, especialistas en la comercialización de inmuebles industriales y comerciales, mediante procesos innovadores en busca de la satisfacción plena de nuestros clientes.

VISIÓN

Ser en el 2015 la empresa líder en la comercialización de inmuebles industriales y comerciales en Colombia.



Bodegas y Locales Nosotros

VALORES

RESPETO:
El respeto a la persona humana proviene de su dignidad como ser excelso de la creación divina. Reconocer y valorar en las personas su inmensa diversidad de pensamiento, creencias y actitudes, es quizá la expresión máxima de respeto hacia ellas.

HONESTIDAD:
Tenemos la convicción íntima, firme y constante de obrar siempre con el criterio de lo justo, de lo bueno, de lo recto, de lo diáfano. Esto nos exige, en todo momento y circunstancia, decir la verdad plena, ser transparentes, íntegros, rigurosamente fieles a los principios éticos y a las normas jurídicas; y honrar a cabalidad los compromisos adquiridos con nuestros clientes, con la institución, con los compañeros, con la familia, con los amigos, con la sociedad y con nosotros mismos.

INTEGRIDAD:
Tenemos la convicción íntima, firme y constante de que nuestras palabras y obras coinciden, sin importar donde y con quien estemos. No dividimos nuestra lealtad, ni fingimos ser de otra manera. Somos completos; ya que tenemos una sola forma de pensar. No hay nada que esconder ni nada que temer, con un solo corazón, una sola mente, una sola perspectiva que mantiene nuestras vidas yendo en la dirección correcta.

ALEGRIA:
Una aproximación superficial parecería indicarnos que esta se relaciona con las cambiantes circunstancias de nuestra vida. Si nos pasa algo triste estaremos tristes, si lo que nos ocurre es alegre estaremos alegres. Una visión más profunda nos muestra que esta puede desarrollarse como un "valor", esto es como una capacidad a aprender: si aprendemos a ser alegres, a tomar con optimismo nuestra vida a pesar de las circunstancias, a no ceder al desaliento, hasta los malos momentos servirán a nuestra dicha.

COMUNICACIÓN:
La comunicación implica receptividad al universo, a sus criaturas y a las situaciones que se presentan. Para que exista una verdadera comunicación, se necesita fe en la capacidad de evolucionar del ser humano. Sin esa fe en la capacidad de transformación, no se podría emitir ni una sola palabra renovadora. La comunicación presupone la unión de esfuerzos en busca de la Realidad, de una Verdad mayor. Para que sea fluida, cada ser necesita seguir la huella de su realidad interna, manifestando verdad y honestidad consigo mismo y con el mundo donde vive.

Como las personas queremos perfeccionar la comunicación, empeñándonos en perfeccionar nuestro lenguaje y expresión, olvidándonos de que hace falta, por sobre todo, perfeccionar nuestra capacidad de escuchar. Una comunicación fluida sólo se establece si existe un esfuerzo consciente para escuchar.